sábado, 5 de febrero de 2011

Arsenal empató tras ir ganando 4 a 0.




El Arsenal visitó al Newcastle por la fecha 26 de la Premier League. 50 mil personas repletaron el St. James Park, sin saber que verían un partido histórico. Ambos equipos llegaban con realidades muy distintas. La visita, segundo en la Liga, y el local, número 11 y sin Andy Carroll, vendido al Liverpool. 

El primer tiempo fue un baile de los de Londres. A los 10 minutos, ya ganaban 3 a 0. Walcott marcó a los 42 segundos, luego fue Djourou quien alargó la ventaja con un cabezazo certero. Más tarde, Robin Van Persie anotó el tercero y dejaba a los hinchas locales con la boca abierta. El buen juego de los "gunners" continuó, y Van Persie anotó su doblete en el 26'. Fue tras una jugada en donde la tocaron todos, Sagna tiró un centro desde la derecha y el holandés cobró el cuarto. El medio campo construyó un parque de diversiones y hacía lo que quería. Los volantes del Newcastle no marcaban y corrían detrás del balón. El Arsenal pudo anotar 8 goles, pero como suele pasarle,  perdonó ocasiones claras. 


Lo que nadie esperaba, fue lo que sucedió en la segunda mitad. El Newcastle entró con otra disposición, pero era difícil pensar en una remontada. Todo lo que construyó el Arsenal se fue al tacho de la basura con la expulsión innecesaria de Diaby. Una torpeza del volante, que dejó a su equipo con un hombre menos y permitió que los locales fueran creciendo de a poco, con goles y en actitud. El primer descuento fue tras un penal inventado a Best. Barton se encargó de convertir y los hinchas pedían más. El segundo gol llegó en el 74', por intermedio de Best. El Arsenal estaba desaparecido y Szczesny comenzaba a ser figura. Rosicky ingresó, y el checo, como casi siempre, no fue aporte. 

El árbitro también quería protagonismo, y volvió a cobrar un penal inexistente en el 83'. No hubo falta en ninguna parte, pero Barton se encargó nuevamente de anotar. Wenger no lo podía creer en el banco, y los hinchas locales veían la luz al final del túnel. Y esa luz llegó en el minuto 87. Tras tiro libre, Tioté recogió el rebote y mandó un zapatazo desde larga distancia que batió al portero. Locura en el estadio e incredulidad en la banca visitante. Sólo hay un equipo que puede complicarse tras un 0-4 a favor, y ese es el Arsenal. El equipo todavía muestra debilidad en lo psicológico y no llega a esa madurez que lo puede convertir en una escuadra poderosa. A eso hay que sumar que siempre lucha contra los arbitrajes y que su entrenador no acierta con los cambios. Dos puntos perdidos para el Arsenal, que ve cómo se aleja el Manchester United, y cómo la Premier se pone más difícil. 


* Datos: 
  • Es la primera vez en la historia que un equipo que pierde por cuatro goles, termina consiguiendo un punto. 
  • El gol de Walcott es el segundo más rápido de la temporada (42 segundos)

Otros Resultados:

Aston Villa 2 - Fulham 2
Everton 5 - Blackpool 3
Manchester City 3 - West Bromwich 0
Tottenham 2 - Bolton 1
Wigan 4 - Blackburn 3 


Don Elías.

2 comentarios:

  1. Fue un robo.

    PD: Saludos desde pungagena :)

    ResponderEliminar
  2. Fue el TREMENDO ROBO ! ¬_¬ siempre nos cagan...

    ResponderEliminar